Javier.  Arévalo  y  Maximino

El maestro Javier Arévalo y el gran pintor Maximino Javier, pertenecientes a diferentes generaciones, no únicamente tienen el nombre en común; también el amor a la pintura y la pasión por  trasladar a sus personajes a distintos planos imaginarios. 

En sus procesos creativos confluyen la vida y el movimiento, su apego por la tierra y los animales, la gente y sus costumbres. Encontraron su línea plástica y la desarrollaron con tal éxito que son figuras de gran relieve en la Plástica Mexicana Contemporánea. Cuentan con fértil trayectoria artística y como maestros, cada uno desde su trinchera, ha formado a varias generaciones.

Pero para presentar a estos pintores y su pensamiento,  pensé que además de sus imágenes podría valerme de la transcripción de algunas palabras expresadas por ellos mismos. 

Javier Arévalo: "Mi estilo es no tener estilo. Cambio mucho. De cualquier cosa podemos dudar, menos de que las cosas cambian. Soy muchos pintores a la vez, igual que una persona es muchas personas al mismo tiempo. Por eso nunca me ha interesado tener un estilo. El cambio ha sido natural, ni se da uno cuenta.Yo siempre he dicho que todo se vale, menos ser aburrido”.  

Maximino Javier: “No tengo temas predilectos, pero tengo algunos motivos que se han ido haciendo recurrentes. Siento que es mi trabajo (la pintura) y que trato de hacerlo lo mejor que puedo todos los días. No aspiro a otra cosa que seguir haciendo esto, que es lo que me anima a estar activo. Esto, mi trabajo, es lo máximo”. 

Guadalajara es otro lugar en común. Ahí nació Don Javier y por otro lado durante un buen tiempo Don Maximino residió en esa ciudad. 

Se podrían contar muchas cosas y grandes anécdotas desde que surgió en cada uno su necesidad de pintar, pero entre todas las historias de artistas que luchan a brazo partido por hacerse una reputación, destacan los casos del maestro Javier Arévalo y del gran pintor de origen oaxaqueño Maximino Javier.

El siguiente comentario le corresponde a usted, después de mirar, contemplar y analizar sus obras. 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Eduardo Alberto Álvarez Sánchez